Gracias, Nolan, por el regalo de “Dunkirk”

Deleite + deleite + deleite + Harry Styles + deleite + un poco de Tom Hardy + deleite = Dunkirk

Seguramente ya vieron Dunkirk o están próximos a verla, ya que es el MUST de la temporada en los cines comerciales (y si ustedes lo refutan diciendo que primero está Homecoming, Transformers o Mi Villano Favorito 3 quiero pedirles que abandonen esta realidad, o al menos este planeta… por cierto, a Planet of the Apes le doy el beneficio de la duda porque personas de confianza me han dicho que el reboot vale mucho la pena, algún día veré las películas). Bueno, el punto es que si ya vieron Dunkirk, saben que es un regalo de casi dos horas de placer.

Christopher Nolan se alejó de los guiones cuasi-fantásticos –que no le salen nada mal– para escribir y dirigir su primer película histórica… y en este tipo de ficción, también sabe lo que está haciendo.

Como he dicho antes y como ustedes mismos me han dicho, las películas de las Guerras Mundiales nunca dejan de sorprender. ¡Hay tantos sucesos y perspectivas que contar! Ahora, Nolan nos regaló una película sobre la Batalla de Dunkerque con historias que bien pudieron haber sucedido tal cual las contó.

 

cinematogNolan acompañó su guión y dirección con la excelente cinematografía del suizo cuyo nombre no me voy a aprender, Hoyte van Hoytema, quien ya había trabajado con él. En esta ocasión, el suizo nos sedujo con tomas estéticas e increíbles planos generales, así como tomas desde diferentes perspectivas: en el aire, dentro y fuera de la avioneta, sobre y bajo del mar, en tierra, en barcos y en todos los puntos de vista que, al parecer, se le ocurrieron.

zimmerNolan tampoco escatimó en la música y creó una verdadera narrativa audiovisual de la mano de Hans Zimmer, quien es ya un maestro en la narrativa musical. Casi estoy segura de que ustedes también notaron la música. El suspenso creado a través del montaje y el ritmo de la música fue magistral.

Narrativa excelsa en Dunkirk y le damos palomita.

¿Las actuaciones? Pues afortunadamente hay tres historias que contar y así Nolan no se concentró en un único personaje, ese héroe hollywoodense de la segunda Guerra Mundial que bien pudo interpretar Brad Pitt o Tom Cruise. Quizá Mad Max fue quien se lleva el título de héroe en la película; pero no me gustaría dictaminarlo así ya que la historia no gira en torno a él y, sinceramente, desconozco qué tan grande fue el reto de interpretar este papel para Tom Hardy. Además, creo que justo uno de los puntos de la película es que todos son héroes y nadie lo es a la vez.

madmax

Los actores hicieron su trabajo y Nolan nos regaló un poquito de nuestros novios: Mad Max y ese ex directioner (cuya música mejoró al 100% desde que dejó de ser directioner).

 

Hablemos del mensaje, que es finalmente el objetivo de toda comunicación (y el cine es arte, entretenimiento y comunicación… ¿no?) 

No he leído al respecto sobre lo que quiso decirnos Nolan.  

Sólo sé que eligió un momento histórico interesante, ese momento que ha sido polémico en la historia: los generales alemanes habían ganado territorio muy rápido y decidieron hacer alto al fuego para reagruparse. ¿Qué habría pasado si no fuese así? Dieron el tiempo que Inglaterra necesitó para rescatar a su ejército. ¿Qué habría pasado si el Ejército Alemán no se hubiera detenido? ¿Los habrían matado a todos? ¿Inglaterra se habría quedado sin ejército? ¿Alemania habría ganado la Guerra?

Insisto, no sé qué quiso contar Nolan al contar estas historias en este momento histórico, pero pienso que quizá podemos quedarnos con lo siguiente:

En la guerra, casi nadie gana.

Los héroes no existen como seres perfectos e incuestionables. Existen los valores y las personas más increíbles pueden ser sujetos normales, quienes no necesitan ser halagados, ni salir en tiras cómicas.

A veces, lo único que necesitamos hacer en la vida es sobrevivir y podemos sentirnos orgullosos por ello.

Nunca sabremos los efectos de ayudar a una o a seis personas, pero podrían ser grandiosos.

Creo que la razón por la que me gustan tanto las películas de guerra es porque me dan la oportunidad de preguntarme: ¿Qué habría hecho yo? ¿Habría sido admirable como el capitán inglés que se queda a ayudar a los franceses? ¿Habría sido como Harry Styles y habría actuado con valores hasta que mi vida estuviera en verdadero peligro? ¿Habría sido como el soldado inglés que no quería regresar a la Guerra y mató a un niño en un descuido? ¿Habría sido como el padre de ese soldado muerto que decidió tomar su bote pesquero y ayudar a quienes pudiese y quien decidió también perdonar a ese soldado que mató a un niño? ¿Habría sido como un soldado nazi que sigue las reglas sin cuestionarlas, por miedo?

Quizá nunca sabremos cómo actuaríamos en esas situaciones, si no las vivimos. ¿Pero podemos decir que alguno de ellos estuvo completamente mal por la forma en la que actuó? ¡¡Ayuda Hanna Arendt!!

Advertisements

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

Powered by WordPress.com.

Up ↑

%d bloggers like this: